Las Riquezas de la Biblia

Tema: Origen e Importancia de la Biblia
Lecturas: varias
Objetivo: Descubrir las riquezas de la Biblia

ORIGEN DE LA BIBLIA

Es maravilloso saber que además del libro de la naturaleza, que nos muestra la creación de un ser Todopoderoso, Dios ha dejado entre los hombes un libro, por medio del cual podemos conocer todo lo que necesitamos saber acerca de sus cualidades personales y del próposito que tiene con este mundo y con el hombre, la corona de su creación. "Las Sagradas Escrituras", "Las Escrituras"  o la "Escritura", son distintos nombres con que se conoce la Palabra de Dios: "... y que desde la niñez has sabido las "Sagradas Escrituras" (2da de Timoteo 3:15) ; "Toda la Escritura es inspirada por Dios..." (2da de Timoteo 3:16); "Escudriñad las Escrituras..." (Juan 5:30). La palabra "Biblia", nombre común con que conocemos este segundo libro de Dios, es un vocablo que proviene del latín "biblos", que significa "libros". De ese vocablo obtenemos la palabra "biblioteca", como se le conoce a un lugar donde se reunen distintos libros.
Como leímos en 2da de Timoteo 3:16; "Toda la Escritura es inspirada por Dios...". Eso significa que Dios tomó el control tanto del corazón, como la mente de los hombres que escribieron la Biblia, para declarar en sus sesenta y seis libros (39 en el A.T. y 27 en el N.T. ) las cosas que en ella aparecen escritas. Continúa diciendo ese mismo texto:.."y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra". Eso significa que todo hombre (mujer) necesita la enseñanza, el redargüir, el corregir, la instrucción justa que contiene la Palabra de Dios, si pretende vivir una vida perfecta delante de Dios y ser preparado para hacer la voluntad de Dios.
Quedando establecido que la Biblia es un libro inspirado por Dios, y necesario para vivir una vida agradable a Dios, es de esperarse que todos se interesen en su lectura y conozcan su contenido. Sin embargo, existen personas que dejando ver claramente su incredulidad, han hecho expresiones en contra de la misma Palabra, tales como: "el que lee la Biblia se vuelve loco", "eso es un libro escrito por hombres", "eso es un libro simbólico", "los únicos que pueden entenderla son los teólogos" y otras expresiones más.
Traté de recomendar a un conocido abogado que leyera las Escrituras y me respondió irreverente y despectivamente: "Ahí, si eso es un libro profano". Desde el momento que se expresó así me dí cuenta que por haber desechado su Palabra, Dios lo había desechado a él. Desde ese día pude verle decaer moral y físicamente, al punto de terminar sus días en la tierra convertido en un paria, atado por la bebidas alcohólicas, que finalmente provocaron su muerte.

 

 

OPINIONES SOBRE LA IMPORTANCIA DE LA BIBLIA

 



San Jerónimo: "Ignorar las Escrituras es ignorar el mismo Cristo".
S. Juan Crisóstomo: "La simple lectura de ella causa en nosotros una cierta santidad, porque no      
puede ser que dejéis de entender algo de lo que leéis".
Gregorio IX (Papa): "Siendo probado, como lo que es, que la ignorancia de las Esrituras ha
originado muchos errores, todos tienen que leer y escuchar las Sagradas  
Escrituras".
Benedicto XV (Papa):  "Jamás cesamos de exhortar a todos los cristianos que hagan su lectura
cotidiana de la Biblia".
Galo Plazza, Ecuador: " Aquí les dejo la Biblia que la he leído todas las mañanas para revestirme
de paciencia y virtudes cristianas".
Abraham Lincoln: "Creo que la Bilbia es el mejor don que Dios jamás haya dado a los hombres".
La Reina Victoria: "Este libro es el secreto de la supremacía inglesa".

 

 

FRASES IMPORTANTES TOMADAS DE LA BIBLIA



"Lámpara es a mis pies tu palabra, y lumbrera a mi camino" (Salmo 119:195)
"¿Con qué limpiará el jovén su camino?, con guardar tu Palabra" (Salmo 119:9)
"La Palabra de Jehová es perfecta, que convierte el alma" (Salmo 19:7)
"Y que desde niño has sabido las Sagradas Escrituras, las cuales te puede hacer sabio para la salvación por la fe, que es en Cristo Jesús" (2da Timoteo 3:15)
"Así que la fe es por el oir, y el oir de la Palabra de Dios" (Romanos 10: 17)
"De cierto os digo, el que oye mi Palabra y cree que Él me envió tiene vida eterna, y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida" (Juan 5:24)

Por medio de citas extraídas de la Palabra de Dios, y testimonios de hombres y mujeres ilustres, hemos probado que la lectura de la Palabra de Dios (la Biblia), lejos de volver loco a persona alguna, lo convierte en sabio; que su lectura nos proporciona la fe que necesitamos para ser salvos; que convierte el alma a Dios, y que es tan sencilla, que hasta un niño puede entender.
Un día, cuando estemos ante la presencia de Dios, la Biblia va a ser abierta en los cielos y seremos juzgados por lo que Dios nos ha dejado escrito en ella. "Y vi los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios; y los libros fueron abiertos, y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras" (Apoc. 20:12).